Protocolo X10

                  X-10 es uno de los protocolos más antiguos que se están usando en aplicaciones domóticas. Fue diseñado en Escocia entre los años 1976 y 1978 con el objetivo de transmitir datos por las líneas de baja tensión a muy baja velocidad (60 bps en EEUU y 50 bps en Europa) y costes muy bajos. Al usar las líneas  eléctricas de la vivienda, no es necesario tender nuevos cables para conectar dispositivos.

                   El protocolo X-10, en sí, no es propietario, es decir, cualquier fabricante puede producir dispositivos X-10 y ofrecerlos en su catálogo. Gracias a su madurez (más de 35 años en el mercado) y a la tecnología empleada, los productos X-10 tienen un precio muy competitivo de forma que es líder en el mercado norteamericano residencial y de pequeñas empresas).

                   La instalación de los componentes X10 es muy sencilla, y no requiere de conocimientos técnicos especiales, únicamente es necesario conocer la instalación eléctrica de la vivienda. Una característica muy importante y que lo diferencia de los demás protocolos de comunicación es que permite la instalación en viviendas terminadas, por tanto abarca un mercado de enorme potencial y no necesariamente ligado a los vaivenes de la construcción.

                    La instalación X10 puede realizarse por tramos o etapas, instalada la base  se podrá posteriormente completar según las necesidades o gustos. Cualquier elemento eléctrico puede ser domotizado. Por otra parte, la instalación X10 es perfectamente compatible con la red eléctrica y ante cualquier fallo en el control central de la instalación, los elementos domóticos podrán seguir funcionando mediante los pulsadores o interruptores de la red eléctrica.

                   El punto de partida de la  instalación domótica X10 es  la emisión de señales  domóticas a través de la red eléctrica, para ello se utiliza una señal portadora de frecuencia 120 Khz, de una duración de 1 ms y que se emite al pasar por cero la onda  de la red eléctrica convencional. Es decir tenemos una señal de una frecuencia 2400 veces mayor que la frecuencia de la red eléctrica.

Señal X10 en onda eléctrica 50 Hz.

                 Cada elemento domótico se identifica con una letra de la A á la P y un número del 1 al 16 en total 256 elementos, este es el máximo número de elementos domóticos que puede haber en una instalación X10. Para actuar sobre un elemento deberemos referirnos a él con su código de casa y su  código numérico.

                                               Código casa                     A,B,C………P

                                               Código numérico            1,2,3………..16      

Volver

A %d blogueros les gusta esto: